La cruda batalla que los navegadores están llevando a cabo está empezando a dejar víctimas por el camino, y sin duda alguna, el primero en caer ha sido el Internet Explorer.
Sus fallos de seguridad, su lentitud y su falta de innovación le han llevado a ser, a día de hoy, el peor considerado (entre los grandes, claro está) por la comunidad internauta.

Para muchos la elección de un navegador puede ser por motivos estéticos, por costumbre, o por simplemente por ignorancia (cansados estamos de oír eso de “…es el que venía instalado con Windows…”)…
Yo hace un tiempo me decidí a escribir los motivos por el que a día de hoy me quedo con Google Chrome. Ahí van:

¿Porqué recomiendo usar Google Chrome como navegador?

  1. Es el más rápido: Por favor que nadie se moleste en contra-atacar este punto con alguno de esos detalladísimos informes con segundos y milisegundos en los que detallan con total precisión qué navegador es el más veloz, es más ni siquiera lo sé, puede encima esos informes concluyan que es Chrome, o puede que no, pero es que me da igual. Después de mucho (mucho) probar, para mí el navegador de Google fue el que se comportó más rápido, tanto a la hora de cargar, de renderizar, como en la agilidad a la hora de abrir/cerrar pestañas, que además se gestionan como procesos por separado o a la hora simplemente de la rutina de trabajo, fue el más satisfactorio. Gmail nada más requiere que lo cargues una vez; después él lo que hará será trabajar en tiempo real, es decir, sin necesidad de recargar de nuevo todo el sitio. Es una de las principales características que supone la clave de su éxito.
  2. Limpieza y pestañas arriba: A muchos les parece una tontería, pero la disposición de las pestañas ocupa mucho espacio cuando trabajas con una pantalla pequeña o un netbook. Google Chrome las coloca sobre la barra de búsqueda, y eso hace que quede algo más de espacio para visualizar el contenido de las páginas, que en realidad es lo importante.
  3. Es de Google:  Para una persona como yo,  que depende literalmente de Gmail (acojona, pero es así), de Google Reader(ahora Feedly) , Google Calendar,  y de Google Docs para funcionar en un día de trabajo normal, usar un navegador que ha sido creado por las mismas personas supone un plus extra de usabilidad, en ningún navegador todos estos servicios me van tan rápidos ni tan fluidos.
  4. Sincronización de marcadores: En Mozilla existe algo parecido, pero una de las últimas actualizaciones dejó de ser compatible la barra de google y utilizaron un sistema para sincronizar los marcadores que no me acabó de convencer. Lo que me gusta de Chrome es que los marcadores, el historial y algunas otras personalizaciones de la configuración van contigo allá donde vayas asociadas a tu cuenta de Google, cuando instalas Google Chrome en otro equipo, ya sea Windows, Mac OS X o Linux, con sólo introducir vuestro usuario y password tendréis una copia exacta del otro navegador. ¡Ojo! Seguro que los otros lo hacen o lo acaban haciendo, pero el hecho de que esté todo vinculado a tu cuenta de gmail lo hace especialmente fácil.
  5. La Chrome Web Store: Chrome dispone de una galería de extensiones y aplicaciones desarrolladas para este navegador: Notificadores de correo, lectores de rss, conexión con evernote… Esto depende de los usos que cada persona le de a su  navegador, pero puedes decidir tenerlo limpio y despejado o darle la potencia de un avión de pasajeros sin necesidad de instalar barras de búsqueda adicionales ni otro tipo de gadgets que no hacen más que ensuciar y ralentizar la navegación.
  6. La “incognito window”: Google Chrome te permite abrir una ventana llamada “incognito window”  acompañada del icono de un espía secreto.Chrome Incognito window
    Cuando navegues en este modo, las páginas web que visites y los archivos que descargues no se guardarán en el historial de navegación ni en el de descargas.Las cookies nuevas se eliminarán al cerrar todas las ventanas en modo incógnito que estén abiertas. Sin embargo, sí se guardan los cambios que realices en los marcadores y en la configuración general. Me parece una opción estupenda para navegar desde ordenadores públicos, de la empresa o cuando visitas sitios de “poca confianza“.
  7. Chrome para desarrolladores: Sin duda, lo que más me gusta y más uso de este navegador es la orden “inspect element”. Firefox también la tiene, pero con Chrome han hecho que el desarrollo de sitios y aplicaciones web sea mucho más sencillo. Seleccionando cualquier parte de una página y pulsando botón derecho accedemos al menú: “inspeccionar elemento”, que nos despliega un marco donde se destripa por completo el código, los scripts y los css de la página que estamos visitando.

 

Por lo tanto: Si has leído hasta aquí y no te estás descargando el google Chrome es que seguro que el navegador que utilizas tiene algo que desconozco y debes contarme, que si me gusta me cambiaré al tuyo, ya que el mundo de Internet va a tanta velocidad que casarse con alguien es tarea imposible a día de hoy.

 

¿Cómo instalar las extensiones de Google Chrome?

Si eres usuario del Gestor de Correo de gmail, echarás en falta un acceso directo desde el navegador a tu cuenta de correo. Chrome cuenta para ello con un sin fin de extensiones que podemos añadir a nuestro navegador para convertirlo en una herramienta de trabajo personalizada.

google_mail_checker

 

Yo uso la extensión: Google Mail Checker que os la podéis descargar desde el propio navegador:

Preferencias > Extensiones > Conseguir más extensiones

Una vez instalada esta extensión en nuestro navegador, nos aparecerá el icono de gmail.

Accediendo con nuestros datos de usuario y password nos mantendrá informados de la cantidad de correos que tenemos pendientes de leer en todo momento.

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo!!

Rafa Esteve

CEO - co-fundador at TANTATA SOLUTIONS
Consultor de Marketing Digital y posicionamiento SEO, Profesor de Social Media Management (Community Manager) y Marketing online.
Jugador de Rugby, padre y amigo de sus amigos.

Linkedin
Rafa Esteve

Latest posts by Rafa Esteve (see all)